Clasificación científica
Nombres comunes
Introducción
Ecología y Distribución
Clima

Suelo
Características de la madera
Repoblación
Selvicultura
Aspectos fitosanitarios
Plagas y Enfermedades
Otros Aspectos de Interés
Referencias



Clasificación científica:

external image Quercusrobur.jpg
  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta.
  • Clase: Magnoliópsida.
  • Subclase: Hamamelidae.
  • Oreden: Fagales.
  • Familia: Fagaceae.
  • Género: Quercus
  • Especie: Quercus robur (L). (Q. pedunculata)



Nombres comunes:



(España) Roble, Carvallo, Roble carvallo (Catalán) Roure (Euskera) Areitz, Haitz, Heritz (Gallego) Albariño, Carballo
(Ingl) Oak (Fran.) Chêne (Por) Albarinho, Carvalho (Alem.) Sommereiche, Stiel-Eiche


Introducción:

Familia: Fagaceae
El roble común es árbol robusto que en espesura crece con tronco derecho y limpio sin ramificarse hasta los 15m. Cuando se halla aislado su copa se hace ancha irregular con ramas tortuosas, nudosas y acodadas que proporcionan escasa sombra.
Aunque su crecimiento es poco rápido, salvo en condiciones particulares muy favorables; crece hasta los 200 años y alcanza fácilmente los 600 años.
Sus raíces tienden a profundizar; al año suele tener una raíz central relativamente desarrollada y puede llegar a penetrar a una profundidad de metro y medio en el suelo; de 6 a 8 años, emite las raíces laterales y en conjunto emite un sistema radical penetrante y profundo. Su corteza es grisácea y bastante lisa para su primera edad pero más tarde se resquebraja con grietas profundas.
Las hojas son simples alternas, caducas, con limbo de 5a 12cm. de largo de 4 a 8 cm. de ancho de 3 a 5 lóbulos redondeados a cada lado del nervio principal, más ensanchado en el tercio superior, acorazonadas u oval-oblongas, totalmente lampiñas en las dos caras, con el haz más verde que enves, de consistencia coriácia y con peciolo cortísimo (2 a 7 mm). Una característica muy típica de esta especie es que la base del limbo termina en dos orejitas. Las estipulas son muy pequeñitas y estrechas, cayéndose enseguida.
El roble produce flores masculinas en largos amentos colgantes y lampiños, de 3 a 6 cm en longitud con flores de 5 a 8 estambres y perigonio de 5-6 divisiones. Las flores femeninas en grupos de 2, lo más 3, insertadas en el extremo de un largo pedúnculo entre las hojas superiores desarrolladas en el año lampiño, erecto-arqueado. Tienen 3 estilos soldados en su base, cortos y rojos. Las flores son casi coetáneas con las hojas y los frutos maduran en septiembre.
1716263998_0535b54fd3.jpg
http://farm3.static.flickr.com/2162/1716263998_0535b54fd3.jpg?v=0


Bellotas sentadas lateralmente sobre el largo pedúnculo, algo deprimidas en el ápice, con estrías oscuras, longitudinales, en la madurez, ombligo pequeño, blanquecino y endocarpo lampiño. Cúpula de escamas planas, pubérulas, las marginales poco o nada salientes. Semilla amarga, poco oleaginosa, rica en almidón.



Ecología y Distribución:


"La epopeya de los robles europeos"
La evolución de los robles desde la última glaciación y su avance hacia el norte desde sus refugios en el sur.
Artículo de Antoine Kremer y Remy Petit
Mundo Científico, 225, págs. 64-68 (2001)


El esplendor del género Quercus se produjo en la Tierra hace diez millones de años, llegando sin embargo a alcanzar la gran diversidad actual con el clima cambiante del cuaternario, con una veintena de alternancias de períodos de glaciación y de calentamiento. Estas variaciones climáticas provocaron sucesivos ciclos de extinciones seguidas de recolonizaciones con selección y extinción de ciertas especies. Desde la última de estos períodos glaciales hace 18.000 años, las poblaciones de Quercus emergieron desde las tres zonas refugio al sur del continente europeo, una en la actual España, otra en Italia y la tercera en los Balcanes. Así se indica en el análisis genético realizado por Antoine Kremer, director del Instituto Forestal del INRA de Burdeos y responsble del proyecto europeo FAIR1 PL95-0297. Este estudio se complementó con el análisis polínico de unas seiscientas secuencias de pólenes fósiles elaborado por Jacques-Louis de Beaulieu de la Universidad de Marsella. Para este estudio se tomaron muestras de 2.673 (una muestra cada 40-50 Km) robledales europeos y se descubrió la existencia de al menos cuarenta y dos variantes agrupadas en seis grandes variedades. Esto constituye un inventario enorme, no realizado hasta ahora en ningún otro ser vivo incluído el hombre.
El estudio genético se basó en averiguar la semejanza entre especies y variedades del ADN cloroplástico, que al igual que el de las mitocondrias, tiene la particularidad de ser transmitido exclusivamente por el pie femenino, es decir, por el árbol que ha llevado el fruto y por tanto proporcionado las semillas, siendo éstas a fin de cuentas las que han fosilizado. Las variantes pertenecientes a una misma variedad son geográficamente cercanas. Las seis variedades se indican en diferentes colores en el gráfico de Europa y ocupan aproximadamente franjas orientadas de sur a norte, existiendo algunas circunscritas al oeste y otras al este. Esta distribución en bandas sugiere la escasa influencia del hombre en la distribución actual.
La confrontación de los datos genéticos con los palinológicos pone al descubierto las vías de colonización utlizadas así como los obstáculos geográficos, como por ejemplo Los Alpes, que frenaron o desviaron este avance.

El promedio de avance ha sido de 380 m al año, con aceleraciones en algún año de hasta 500 m, una velocidad realmente grande y que cuadruplica la estimada por los clásicos modelos numéricos basados en la dispersión de las bellotas por especies de pájaros de córvidos y pícidos así como por pequeños roedores. En este artículo se sugiere la posibilidad de que la difusión más lenta y continua fue acompañada esporádicamente por un sistema semejante a "saltos de pulga" a mayor distancia, saltos que formaron una especie de islotes avanzados que finalmente son alcanzados por la progresión de la especie. Esto parece confirmarse por el hecho del mantenimiento de la diversidad en el frente de avance, algo que en caso de darse sólo la difusión lenta no se produciría; es decir, si en la población inicial hay varias especies y si la progresión fuera continua, las más pioneras y de mayor velocidad de propagación predominarían en el frente de dominando finalmente las nuevas zonas colonizadas. Sin embargo, la realidad no es así, observándose una considerable variabilidad de especies y variedades incluso a miles de kilómetros de los refugios originales del sur. Además y corroborando esto, se han detectado "islotes" de menor diversidad que posiblemente represeten los citados anteriormente en la dispersión.

  • ¿Cuál puede ser la causa de estos saltos?
Pueden citarse varias posibilidades: pájaros como el arrendajo y el grajo, capaces de transportar bellotas hasta decenas de kilómetros sin consumirlas o al menos sin deteriorarlas; cursos de agua; e incluso la propia especie humana.

¿EN LA ACTUALIDAD, QUÉ VARIABILIDAD GENÉTICA PRESENTAN LOS ROBLES?
Estudiando el ADN nuclear se han observado dos tipos de genes.
Genes de carácter neutro por no relacionarse con funciones adaptativas concretas: la variabilidad entre los bosques de robles de todo el continente es muy pequeña en relación a lo esperado de tres poblaciones iniciales diferentes entre sí y aisladas durante 100.000 años, y que además han progresado por medio de una dispersión compuesta. Estos genes, sin embargo, son sólo 16 y representan el 2,5% de la diversidad total. Ello podría explicarse por el flujo de polen de un bosque a otro adyacente, con la consiguiente homogenización. Un robre es capaz de emitir varios millones de granos de polen cada año y éstos ser dispersados en un radio de varios kilómetros.
Genes que determinan características adaptativas importantes: ahora las diferencias entre los bosques estudiados es de un 40%, representando una gran heterogeneidad. Esto sugiere la impotencia del flujo de polen frente a la presión de la selección para homogeneizar poblaciones que colonizan diferentes hábitats y que se adaptan a los cambios en altura y latitud. Estos genes son los que más interesan en la selvicultura.

¿ENTONCES, CUÁL ES LA ESTRATEGIA DE LOS ROBLES PARA COLONIZAR NUEVOS HÁBITATS?
La idea que parece imponerse hoy es la de una cooperación o trabajo en equipo, especialmente entre las cuatro especies: Quercus petraea, Quercus robur, Quercus pirenaica y Quercus pubescens. Ello se deduce del hecho de que cada vez que estas especies coexisten en un bosque comporten el ADN cloroplástico. La explicación de este hallazgo se explica por hibridaciones sucesivas, recurrentes y unidireccionales, más que por una improbable especiación repetitiva a partir antepasados comunes. Así, por ejemplo, una especie como Quercus petraea, que se limita al interior del bosque, puede hibridarse repetidamente con Querus robur, especie que se expande fácilmente en áreas abierta, pudiendo así avanzar las dos especies en ambos tipos de hábitats. Además, la hibridación entre especies del mismo género es frecuente en las plantas, a diferencia de los animales.
Se puede así comprender cómo se suele presentar la asociación de las cuatro especies citadas de robres, con una especialización ecológica de cada una de ellas:
- Quercus robur, roble (en gallego: carballo): suelos húmedos.
- Quercus petraea, roble albar (en gallego: carva, carballo albar): suelos secos.
- Quercus pyrenaica, rebollo, melojo, roble negro (en gallego: cerquiño, rebolo, cequeiro, carballo negro, touza): suelos ácidos.
- Quercus pubescens, roble pubescente: suelos calcáreos.

¿Y EN EL FUTURO, QUÉ SERÁ DE LOS ROBLES, QUÉ SERÁ DE NUESTROS CARBALLOS?
Los robles son árboles con gran capacidad pionera, capaces de colonizar nuevos espacios a la menor oportunidad gracias a sus grandes capacidades para la dispersión: migración a saltos, potentes flujos de polen, hibridación interespecífica y división de tareas, que son el resultado de la presión de la selección en su migración hacia el norte en el cuaternario. Ello puede evitar su retroceso ante los próximos cambios climáticos por incremento del efecto invernadero a nivel de toda la Tierra, pudiendo ser la hibridación entre los robles de las zonas templadas y los de las zonas mediterráneas una salvaguarda de su supervivencia, aunque con cambios en la distribución geográfica de las especies.

external image 240px-QuercusRobur_ZasiegGatunku01.png Distribución europea del Quercus robur (L)

external image Quercus-robur.jpg




Distribución espeñola del Quercus robur (L)




Clima:

En España requiere de una precipitación media anual superior a 600 mm y estival de más de 200 mm.
Requiere cierta humedad en el ambiente pero, dotado de un intenso metabolismo, sobre todo himedad edáfica, tolera gran brevedad de periodo vegetativo presentando una gran resistencia al frío, que le permite adaptarse en zonas continentales.
Las temperaturas medias de Enero en su área están comprendidas entre -1.5º y -10º y las de Julio y Agosto (mes más caliente) entre 10-25º resistiendo extremas de -22º y +44º.
Se defiende de las heladas tardías por el retraso de su brote y foliación.



Suelo:


Se desarrollan sobre sustratos tanto silíceos como calizos. Precisa suelos de cierta fertilidad para un buen desarrollo. Quercus robur tolera suelos pesados y arcillosos, incluso con un cierto encharcamiento estacional, con lo que entra a formar parte en Galicia de los bosques de ribera. Quercus petrea tolera mejor la sequedad estival del suelo, se desarrolla mejor sobre suelos más sueltos y arenosos (incluso pedregosos), y no tolera los muy pesados y encharcadizos.
Los robles son especies de luz o media luz, ya que las plantas pequeñas no soportan una cobertura arbórea más allá de uno o dos años. Al principio agradecen un acompañamiento lateral, pero conforme pasan los años se hacen más exigentes en espacio vital y precisan desarrollarse a plena luz. En general se considera a Q. petrea algo más tolerante a la sombra que Q. robur.
La regeneración es buena por semilla. Comienzan a fructificar a los 35 - 40 años, comportándose como especies veceras. Rebrotan extraordinariamente bien de cepa, lo que posibilita el tratamiento en monte bajo para producción de leñas.



Características de la madera:


Madera de calidad muy variable en función de los tratamientos recibidos por el árbol. La albura es de color blanco amarillento, mientras que el duramen (cerne) es de color cuero, que amarillea con el tiempo. Presneta grano fino o semifino. Cepillada prsenta un brillo céreo, acanaladuras de poros muy visibles en el corte tangencial y mallas o espejuelos brillantes en el radial. Es fácil de pulimentar y trabajar, pero se sierra, clava y atornilla con dificultad. Es madera dura, pesada y elástica (densidad: 0,769-0,991 g/cc) Resistente a la humedad, al desgaste y a los esfuerzos mecánicos.
Es poco estable y se seca lentamente, por lo que precisa de un secado al aire o artificial muy cuidadoso para evitar deformaciones o grietas. El duramen es muy resistente a la intemperie, hongos de pudrición y al ataque de los insectos (salvo las termitas), mientras que la albura es sensible, por lo que debe desecharse en la elaboración posterior o bien debe ser tratada con protectores.El roble da una leña muy buena, que se ha utilizaba en la economía doméstica y en la industria. Toda planta es rica en taninos, sobre todo la corteza. La corteza se extrae como curtiente conocido (cortex quercus officinalis)
Acción curativa y usos: son de acción constrictora y antiflamatoria y actúan además contra la diarrea y como tónico sobre el intestino. Resulta de todo ello innumerables posibidades de aplicación como camante y curativo.
external image image.php?name=Quercus_robur_crosssection.jpg&language=es&width=120

Los usos de la madera son muy variados: las mejores calidades se destinan a ebanistería, carpintería e interiores, revestimientos decorativos, tornería, talla y tonelería (por ser la madera más adecuada para contener licores y vinos de calidad, dada su aptitud para el curvado, su comportamiento en la difusión de sustancias y la baja permeabilidad del duramen). Las calidades medias se emplean para suelos de madera las peores para traviesas de ferrocarril (por su resistencia a la intemperie, golpes, vibraciones) e instalaciones rurales (verjas, vallas, postes, etc.) También se usa como madera de construcción en rehabilitación de viviendas antiguas y en construcciones de nueva planta que pretenden aspecto rústico.
Se ha usado tradicionalmente en grandes edificaciones y en construcción naval (principlamente en la pesquera) por su resistencia, dureza y duración (durabilidad), tanto dentro como fuera del agua, junto con la rectitud y elevadas dimensiones que pueden llegar a alcanzar las trozas.
También se ha utilizado en construcciones fijas en contacto con el agua (pilotes) y en maquinaria, carretería y arsenales militares. Proporciona leña y carbón vegetal de muy buena calidad.



Repoblación:



Los robles del país son especies muy poco plantadas debido a la lentitud de su crecimiento. En los últimos años, son principalmente los Servicios Provinciales de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia los que han abordado algunas repoblaciones, todas de carácter protector.



Selvicultura:


Los robles del país son especies muy poco plantadas debido a la lentitud de su crecimiento. En los últimos años, son principlamente los Servicios Provinciales de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia los que han abordado algunas repoblaciones, todas de carácter protector. No es previsible que esa situación se modifique a corto plazo, por lo que se hará hincapié, en relación con estas especies, en los tratamientos adecuados en montes donde los robles aparecen por regeneración natural.

Los montes de roble son muy diversos en su origen y composición. Los formados por árboles trasmochos son frecuentes en Galicia pero solo tienen como principal beneficio económico la obtención de leñas, ya que buena parte de los árboles tienen el tronco podrido, debido a las brutales podas que se realizan periódicamente.
Otros montes tienen numerosos árboles procedentes de rebrote, pudiendo calificárseles como montes bajos. Al no seleccionar los mejores chirpiales los árboles existentes tienen a menudo escaso valor comercial.

Abundad cada vez más los regenerados naturales en terrenos agrícolas abandonados. Esos montes tienen muy buenas posibilidades de mejora mediante adecuados tratamientos, al tener piés jóvenes, vigorosos y poco deteriorados por tratamientos desafortunados.
Obtener robles con buen porte forestal es difícil y requiere una selvicultura específica que nunca se ha aplicado al Noroeste de España. Los árboles que de forma natural poseían esas características relacionadas con la producción de madera de calidad se han cortado intensamente, lo que ha supuesto una degradación genética importante.

En regenerados y montes bravos son imprescindibles las limpias y desbroces de vegetación leñosa y herbácea, debiéndose favorecer, en lo posible, a especies accesorias de interés, como el cerezo, fresno o arce. Esas operaciones permiten abandonar rápidamente el estado de "matorral de roble", en el que la fuerte competencia afecta mucho al crecimiento, siendo además muy sensible al incendio.

Las densidades iniciales en los robles deben ser elevadas, ya que la forma de los árboles tiende a ser defectuosa. Será preciso hacer clareos desde los 15 años en adelante. Al iniciar los clareos la densidad a menudo es superior a los 10000 pies/ha, llegándose al final de los clareos los 2000 - 2500 pies/ha.
Para evaluar la forma de los robles es importante estudiar la tendencia al ahorquillamiento, que puede predecirse por la disposición de las yemas en el extremo del ramillo terminal. Si existe una única yema terminal y las demás están a distancia considerable, no hay excesiva tendencia a ahorquillarse. Por el contrario, si las yemas laterales están próximas a la terminal y parecen apuntar hacia ella, la tendencia será importante.

En cuanto a la poda natural, se considera buena siempre que exista una densidad suficiente que prevenga una excesiva ramosidad y grosor de las ramas. Esto hace que no sea frecuente la poda de los robles.

Las claras se inician a los 30 años y se realizarán a intervalos de 7 a 10 años hasta el momento de comenzar las cortas de regeneración. La primera clara puede conllevar la preselección de los candidatos a pies de porvenir, en un número de 200 - 300 pies/ha, para luego realizar una selección definitiva a los 50 - 60 años. El espaciamiento adecuado entre los pies de porvenir definitivos oscilará entre 10 - 12m (de 70 a 100 pies/ha).

Es conveniente en todas las actuaciones de corta respetar el posible subpiso de especies de sombra que a menudo existe de forma natural, ya que al dar sombra a los troncos elimina las ramas bajas y favorecen la formación de fustes de roble de buena calidad. Una especie típica formadora de subpiso es el haya, pero en las áreas donde no está presente podemos servirnos de otras de menor porte como el acebo, sanguiño y arce.

Las claras no serán fuertes, debido a la acusada tendencia de los robles a formar brotes chupones, que son estimulados por las puestas en luz al tronco. Las claras serán, en consecuencia, moderadas y se actuará sobre todo en los árboles dominantes y codominantes. Como norma general en la selvicultura de los robles, éstos han de tener la copa a la luz y el tronco a la sombra.

En el intervalo de 50 - 80 años, las claras pueden ser algo más fuertes para dar mayor luz y favorecer el crecimiento en diámetro de los pies de porvenir. La corta puede realizarse hacia los 100 años, si se han realizado adecuadamente las claras, ya que de lo contrario los diámetros serán reducidos y habrá que esperar hasta los 120 o más años.

En plantaciones se recomiendan densidades entre los 2000 y 2500 pies/ha, correspondientes a unos espaciamientos de 2 x 2, 2´5 x 2, 3´5 x 1´5m.
Partiendo de estas densidades van a ser necesarias las tallas de formación posteriores, para prevenir la aparición de horquillas en el tronco, realizándose éstas cada 2 ó 3 años. Serán necesarios desbroces posteriores que garanticen el arraigo de las plantas jóvenes y su acceso a la luz. La presencia lateral y moderada de vegetación acompañante de leguminosas, tipo xestas o toxos, será interesante para contribuir a la buena forma de los fustes.
El roble rebrota muy bien de cepa y es posible su aprovechamiento en monte bajo para la producción de leñas, con turnos del orden de los 30 años para leñas gruesas, si bien éste es un método de beneficio que se tiende a abandonar, por el escaso interés económico de los productos obtenidos.
Si nos encontramos con un monte bajo abandonado de buen aspecto, se puede proceder al resalveo, que consiste en seleccionar árboles de porvenir y realizar claras, manteniendo chirpiales de acompañamiento para reducir la aparición de chupones y la incidencia del viento sobre los resalvos o individuos seleccionados. Se reservarán igualmente otros brotes bajos para dar sombra y abrigo lateral. El número total de chirpiales a reservar será de 400 a 600 pies/ha y los brotes se procurará que no sean endebles o con tendencia a curvarse con la nieve o con el aumento de peso de la copa. Al cabo de unos años de actuaciones convenientes de claras no se nota que el monte procede de rebrote de cepa y se sigue una selvicultura similar a la expuesta anteriormente.
En el caso de que el arbolado del monte bajo tenga escasa calidad, se procederá a su corta y se introducirá una nueva plantación, o bien se aprovecharán los rebrotes combinándolos con una plantación de enriquecimiento.
La regeneración del roble es fácil de conseguir en áreas de clima atlántico. Las numerosas cortas de aclareo sucesivo uniforme que son necesarias en países centroeuropeos pueden reducirse a dos en nuestro caso, extrayendo el 60% de los pies en la primera y el resto en la segunda, que se ejecutará pasados unos 5 años, con arbolitos de regeneración ya conseguidos. Debe tenerse cuidado de que las plantas de regeneración no estén dominadas durante demasiados años, ya que bajo cubierta quedan sin vigor. Si la regeneración natural no se consigue se puede llegar a la densidad adecuada mediante la repoblación artificial.


Aspectos fitosanitarios:


Se recomienda una infusión de la corteza en gargarismo para las infecciones de la boca, la garganta y las encías. También se han usado las infusiones de corteza para tratar inflamaciones del tejido mucoso del sistema gastrointestinal, la diarrea aguda, la disentería, la enuresis, las hemorragias en los sistemas urinario y gastrointestinal y la hipermenorrea.

Un puñado de corteza hervido en un litro de leche es un antídoto excelente para la ingestión de bayas venenosas, setas y estricnina. Sin embargo, el té fuerte de roble perturba el estómago y esta planta no deberían tomarla los que padecen de nervios en el intestino, riñones inflamados o hígados distendidos.

Toda la planta es rica en taninos catequinos, los cuales presentan propiedades antisépticas, estípticas y antiinflamatorias.
El roble se muestra activo asimismo contra las bacterias zimógenas, y se ha utilizado como sustituto de la quinina para aliviar la malaria.

Los bugallos (excrecencia formada por la puesta de huevos de un insecto en el roble) tiene una importante fuente de taninos, más que la corteza, por lo que, reducidas a polvo, tienen aplicaciones para combatir hemorragias y diarreas.
Bugallos
Bugallos

Las bellotas, pulverizadas y tostadas, dan un sustituto del café que se ha utilizado como remedio casero para los órganos digestivos débiles, la anemia, los nervios y la tuberculosis.
La corteza pulverizada puede aspirarse para detener hemorragias nasales.

En baño, las infusiones reiteradas de las hojas o de la corteza atemperan la excesiva sudoración de los pies, las llagas producidas por estar en la cama, las irritaciones de la piel y las hemorragias de menor importancia.
Los baños calientes con una decocción de la corteza alivian las hemorroides, las úlceras, el eczema crónico, los sabañones y los problemas vaginales.




Plagas y enfermedades.


http://www.uhu.es/12023/imagenes.htm
http://www.uhu.es/12023/imagenes.htm


El género Quercus está sufriendo desde hace unos años un debilitamiento general en sus masas. Así, para Quercus robur (roble pedunculado) y Quercus petraea (roble albar) se unen las acciones del oídio (Microsphaera alphitoides) con un potente defoliador, Altica quercetorum. En Q. faginea (quejigo) la combinación de defoliadores como Limantria dispar y Tortrix viridana y hongos patógenos como Diplodia quercus provocan un deficiente estado sanitario de las masas, con la muerte de ciertos pies debilitados. En diversas plantaciones de Quercus rubra (roble americano) se está detectando también en los últimos años incidencia de ataques de hongos.




Otros Aspectos de Interés:

Historicos

Su gran resistencia a la humedad feu la causa de su empleo en la industria naval,lo que provocó la destrucción de muchos de los bosques situados en las zonas cercanas a la costa.Además su resistencia a la vibración lo hizo ideal para la fabricación de traviesas de ferrocarril.Su corteza rica en taninos,se empleaba en el curtido de pieles. Es un árbol mágico y legendario en las tradiciones europeas. El más grande, el más fuerte, el árbol de los dioses. Era el árbol preferido de Zeus. Plinio dice que los robles precedieron a los hombres en la creación. Según los celtas todas las reuniones importantes para un pueblo, se debían realizar debajo de un roble, estos le llamaban kaer quez ( de donde ha derivado Quercus), "bello árbol" y al cual consideraban un altar verde en el que dios se les menifestaba, por todo ello realizaban ofrendas donde las chicas colgaban de sus ramas collares de flores y los guerreros las pertenencias de sus enemigos. En definitiva el culto a este árbol era como el culto al hogar. También el visco del roble era recogido con una grande ceremonia por los druidas, que después de uma maceración, repartían esta "agua lustral" para sanar enfermedades y proteger de los males.

Usos y Costumbres

En la actualidad se utiliza para la fabricación de muebles ,parquets, toneles y barcos pesqueros.La corteza y las bellotas secas son tónicas,astringentes y antisépticas.Un pulverizado de corteza seca se emplea para anular los envenenamientos por alcaloides.Las bellotas se emplean para el alimento del ganado,especialmente cerdos,ya que dan un gran sabor a su carne.

Lucanus cervus (Ciervo volante)

Insecto fácil de reconocer que alcanza una talla de unos 45 - 80mm los machos y 33 - 55mm las hembras. El cuerpo es alargado, de color negro o pardo rojizo. La cabeza es negra tiene las antenas acodadas del mismo color q la cabeza y las patas; el macho se distingue porque posee unas grandes mandíbulas de color pardo rojizo que se disponen a modo de cornamenta, dando lugar al nombre común de esta especie. También se distinguen por el abdomen donde se encuentran los élitros pardo rojizos en los machos y negruzcos en las hembras.
Lucanus cervus (male)
Lucanus cervus (male)

Es una especie que suele aparecer en robledales maduros (Q. robur) aunque tampoco desdeña formaciones de otras especies del género Quercus. Es una especie asociada a zonas de bosquetes de especies caducifolias.

Arboles singulares

El mas viejo de España fue el célebre árbol de Guernica, que murió en el siglo XIX con más de 1000 años. En Dinamarca se cita uno de 1600 años.
- Roble de Bermiego, El Rebochu (Quirós, Asturias):
Este impresionante ejemplarde roble ha sido declarado "Monumento Natural" (decreto 72/95, de 27 de abril) en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA), por su gran tamaño y buen porte.
Características morfológicas: Altura: 10m, Perímetro del tronco en la base: 5,9m Diámetro de la copa proyectada sobre el suelo: 19m
Edad estimada: algo más de 200 años.
- Roble Noles ( Lomas de Villamediana, Burgos): Milenario, de gran tamaño y porte. Se encuentra en la periferia de su habitual área de distribución, siendo uno de los árboles más grandes de la provincia burgalesa. Altura: 13m, Perímetro del tronco en la base: 9,1m
- Roble de A Rocha ( A Saínza de Abaixo, Ourense): de más de 500 años, grandes dimensiones y porte. Aprecio popular y simbolismo.
Altura: 35m, Perímetro del tronco en la base: 8,25m


Adivinanza: ¿Qué es, qué es, alto está, alto mora, tiene corona como la señora?

=

----

=

Referencias

http://www.agrobyte.com/agrobyte/publicaciones/frondosas/cap6_7.html http://www.maderas.com/roble-car.htm
http://www.zonaverde.net/quercushttp://www.asturnatura.com/Consultas/Ficha.php?Especie=Quercus%20roburrobur.htm__
**www.biogeociencias.com/ 07_biodiversidad_ecolo...**
http://es.wikipedia.org/wiki/Carballo_(%C3%A1rbol)
http://centros.edu.aytolacoruna.es/sfxabier/quercus.htm